martes, septiembre 02, 2008

Desbaratan un mega prostíbulo en la casa de Raúl Alfonsín

Al parecer, la Justicia habría sospechado cuando trascendió que tanto Cristina Kirchner como Julio Cobos y Elisa Carrió, entre otros políticos, habían visitado la última semana al ex mandatario radical en su departamento de Barrio Norte, buscando sabiduría y consejo. Al no encontrar una lógica entre la visita de los tres políticos mencionados y la ayuda que supuestamente Alfonsín podría brindarle hoy por hoy a la Argentina, la Justicia sospechó que allí se podría estar “cocinando algo raro” y dispuso un allanamiento.

Inmediatamente tumbada la puerta del domicilio del ex presidente, la policía encontró a Alfonsín -visiblemente alcoholizado- jugando una partida de bingo ilegal, en la cual participaban, entre otros, Reynaldo Bignone (quien a su vez estaba en flagrante delito por violar su arresto domiciliario), Federico Storani, Pancho Ibáñez (acompañado por un indocumentado portorriqueño), Irma Roy y el senador nacional Miguel Ángel Pichetto (también visiblemente alcoholizado y con dos revólveres de plástico, uno en cada mano). Al parecer, el bingo ilegal funciona en el domicilio de Alfonsín desde 1985, y él mismo se jactó de mantenerlo funcionando “las 24 horas del día sin interrupción personalmente” desde ese año, lo cual explicaría muchas cosas, según historiadores consultados.

Raúl Alfonsín se defendió afirmando que había comprado muñecas inflables en vez de prostitutas por cuestiones "humanitarias"; amenazó también con dar más nombres (además de los tres políticos al principio) de políticos y celebridades que asistían a su departamento en busca de "consejo", si el Gobierno no le daba inmunidad.

Las imágenes tomadas por la policía y que están en manos de la justicia son realmente impactantes y no necesitan comentario:


















Este post es para todos esos inútiles que me amenazaron en los comments para que posteara algo. Hicieron de mi vida un infierno y me obligaron a hacer esto. No se preocupen que Dios no los va a castigar: lo voy a hacer yo mismo metiéndoles una garrocha olímpica de piel de cactus prendida fuego en el medio del ojete.

4 comentarios:

Martín Benegas dijo...

Vladimir también? noo, con lo honesto que parecía ese muchacho.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Realmente impactante!!!

n. dijo...

Hola, vengo a mi por garrocha (?)

n. dijo...

No, bueno, tenés razón. En realidad vengo a por mi garrocha.

Jaja,
droga

Pará que te firmo el otro