domingo, junio 03, 2007

Lectura post-electoral

Preocupa al Gobierno la victoria indirecta de los motochorros en Capital Federal.
A pesar de la algarabía general que reinaba en el bunker del candidato oficialista, Daniel Filmus, se entrevieron algunas caras largas en lo que fue la victoria-derrota del Frente Para la Victoria. Es que varios analistas no pudieron dejar de remarcar que los grandes ganadores de esta elección son los motochorros, un grupo delictivo que ha tenido un crecimiento exponencial las últimas semanas, y que fue el eje de campaña del controversial y artificialmente andrógino Guillermo Cherashny. El mensaje fue claro: el 99% de los porteños quiere que haya motochorros en la Ciudad. El otro mensaje es que no quieren a Cherashny.

En el búnker de los motochorros (que fue improvisado en una cafetería Am.Pm. de la autopista Buenos Aires-La Plata), la derrota de Cherashny (se escribe así, posta) fue recibida como un "sí tácito" de la Sociedad para la continuidad de esta modalidad delictiva. Raimundo Jackson (presidente de la filial Longchamps del gremio motochorro) afirmó que están "muy contentos con que haya ido la gente a votar" porque "le viene bien a la democracia" y que ahora "van por la Rosada"; además arriesga que el motochorrismo durará "mil años en el poder". ¿Hasta que vuelva Jesús? El Vaticano lo descartó hace unas horas en un comunicado, y en el bunker de Filmus nadie se animó a afirmar lo contrario, aunque dos legisladores porteños acotaron que "tal vez no sea tan así, hay que ver"; en cambio el ministro de Salud, Ginés Gonzáles García, afirmó estar con los motochorros "desde siempre" y anticipó que formará un bloque unipersonal de tendencia motochórrica (probablemente "Evita Motochorra" o "Motochorros Capitalinos" -término éste que se ha vuelto más políticamente correcto que el "porteños", vaya uno a saber por qué-). El borocotazo ginesezco enfurecería a Néstor Kirchner, pero no diría nada por temor a que la filial de Río Gallegos estacione sus motos frente a la casa de su madre y la acose a bocinazos mientras "toma la leche" por las tardes (en sentido figurado), en señal de protesta.
Además (para ahorrarles el laburo) pusimos Jorge Cherasny (sin la "h" y con la "h") en Google para que saliera alguna imagen y no apareció ninguna. En cambio, de las 97 fotos, aparecieron cosas tan increíblemente disímiles como estas (esto NO es trucado):
(no es complicado entender por qué este individuo puede estar relacionado con Cherashny...)

(Ramón Díaz con camiseta Credencial ahí está más complicada la relación)



(Por qué Edward Norton vota por Cherashny lo sabe todo el mundo)

("Yo no quiero a los motochorros", dice Rita)

(Estéee... A Cherashny no le gusta la barba, no es algo personal)

("Yo también votaría por Cherashny si el voto fuese realmente universal", expresa Rocco)


(Estas botas bien podría usarlas Cherashny)


(El gran misterio: Maxi López y Cherashny en una misma página web)


(Cherashny y el voto de la "generación Gameboy")


(Cherashny no se quiere casar... acá, pero en España sí, por eso están relacionados)

Hacemos tres lecturas de esto: a) que si los perros votaran, Cherashny hubiese entrado en el ballottage; b) sí, es Edward Norton; y c) Maxi López qué bajo caiste.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias por postear.. excepcional siempre y me hace muy feliz. f.g.

Car dijo...

igual es Guillermo Cherashny

El Redentor dijo...

Car: lo extraño es que no hayan contabilizado el voto del Guille como nulo o impugnado. ¿Asoma una nueva fuerza? Besos,
El Redentor.-